Oración a San Cipriano

Oración a San Cipriano
Valoración: 5 (100%) 1 voto[s]

San Cipriano, nació en Antioquia, lugar que se encontraba entre Siria y Arabia, pertenecía a una familia apoderada, pero creyentes de culturas paganas. Por sus habilidades y cualidades lo impulsaron a ser estudioso y practicante de las ciencias ocultas, de la magia, fue uno de los grandes en esta materia, tenía la sabiduría acerca de los secretos de las plantas, los metales y hasta de los astros.

San Cipriano invocaba y dominaba a los espíritus y a los muertos, lo que lo llevó a ser uno de los más grandes brujos de la historia. Escribió un libro donde relato todos sus milagros, hechizos y conocimientos de la magia, llamado Gran Libro de San Cipriano, conocido también como Ciprianillo, que tiene como subtítulo El Tesoro del Hechicero.

Oración a San Cipriano

Pacto de San Cipriano con Lucifer

Debido a que San Cipriano era tan estudioso y exitoso, un día se le apareció Lucifer, donde este le había negociado el pacto de aprender la ciencia mas poderosa, pidiéndole solo a cambio el entregue y tiempo total al estudio de la ciencia, donde no le importaba su alma.

Lucifer le presentó el libro encantado, titulado “Tratado Completo de la Verdadera Magia”. Diciéndole “te perseguirá a donde vayas así trates de quemarlo o echarlo al río, aparecerá en tu aposento donde duermes”.

Entre sus hojas encontrarás los signos del dragón rojo y de la cabra del arte, ellos te acompañaran siempre y solo lo pueden ver los que han hecho pacto conmigo y serán invisibles ante los demás. 

Le decía a Cipriano que dicho libro estaba escrito en hebreo, pero que hiciera sus observaciones y pruebas y viera las maravillas. Dicho todo esto, Lucifer desapareció.

Relata Cipriano que en medio de un estado de shock que había quedado, reacciona y observando el libro se sintió nervioso, pero a la vez ansioso por tomar y abrir el libro.  

Se acordó que Satán (Lucifer) le había dicho que estaba escrito en un idioma que no conocía, confiado de esto, lo tomo y abrió la primera hoja y para su sorpresa y sin ningún tipo de explicación pudo leerlo,

Más sorprendido quedó cuando en unas de las hojas estaban los dibujos de un dragón y una cabra y al él estarlos mirando, fueron tomando vida hasta que salieron del libro, y éstos con voz humana le dijeron: “Soy tu siervo, manda y serás obedecido”.

La cabra llamada Barbatos, le dice que si necesitaba de ellos solo tenía que decir su nombre o del dragón que se llamaba Pruslas, que siempre estarían a disposición de él y a sus órdenes.

oracion a san cipriano 1

¿Por qué se convierte en Santo?

Como Cipriano se hizo tan famoso, un día un señor lo busco para que le hiciera un hechizo a una mujer llamada Justina, ella era una mujer bella y rica, pero era cristiana al igual que sus padres y estaba protegida por la Virgen Auxiliadora. Por lo tanto dicha brujería no funcionó.

Cipriano molesto y desconcertado al ver que toda su magia había fallado en alguien tan débil, enfrentó a Satán, y le dijo ¿Por qué falló mi magia?, me prometiste el poder total; Satán le respondió ella es creyente de Cristo, el creador de todo y yo estoy bajo su mandato, sin poder lastimar a los que estén con él y usen el signo de la cruz.

Cipriano muy molesto por lo sucedido, renunció a lo pagano y decidió ingresar al cristianismo, tenía aproximadamente de 30 a 35 años cuanto tomó tal decisión; desde entonces hace estudio de las sagradas escrituras por un largo tiempo.

Dos años después fue electo como Obispo de Cartugo. Redactó muchos escrito plasmando los errores que había cometido y de los cuales se arrepintió, ayudó a los pobres dándoles toda su fortuna. 

¿Cómo muere San Cipriano?

San Cipriano, por su arduo trabajo por la iglesia y el cristianismo, era adorado por su pueblo, profundizó más la fe y por sus acciones lo veían como un gobernante, buen predicador y maestro.

Pero para su sorpresa el emperador Decio ordenó una persecución en su contra, donde se tuvo que esconder, pero no fue impedimento para seguir gobernando, a través de cartas se comunicaba con su pueblo para que no desistieran.

Posteriormente ordenan otra persecución, esta vez por el Emperador Valeriano, aún más intensa imponiéndoles penas a los creyentes y sacerdotes y a Cipriano lo destierra, pero éste hace caso omiso, lo que lo llevó a la pena de muerte.

Sus últimas palabras antes de ser decapitado, fueron que le dieran 25 monedas de oro al verdugo que le cortara la cabeza, y expresó que “Gracias daba a Dios”.  El mismo se venda los ojos y se arrodilla, le cortan la cabeza con una espada y sus creyentes se lo llevan en procesión con cantos y le honra cristiana sepultura.

Santa Justina también fue decapitada por luchar y ser fiel al evangelio. No se sabe mucho de ella pero fue declarada como patrona y protectora de Venecia.

oracion a san cipriano 3

Oraciones a San Cipriano

Oración a San Cipriano para todos los días

Santo San Cipriano, tu que tuviste dos vidas, que practicaste la magia

y la hechicería, tenías la capacidad de invocar espíritus y muertos y hasta pacto

con Lucifer hiciste.

San Cipriano te enfrentaste a Satanás por no poder con Jesucristo,

renunciaste a la maldad y obispo llegaste a ser.

San Cipriano te entregaste a Dios y limpio estas por el Espíritu Santo,

caminando por las calles ayudaste al desprotegido, tu riqueza

le diste al humilde y el pan no le faltó al más necesitado.

San Cipriano eres nuestro consuelo, eres fe y esperanza

y por eso quiero que escuches mi voz, para que me guíes

 por el sendero de la verdad y pueda gozar de tu gracia y gloria.

Amen.

Oración a San Cipriano para protección 

¡Oh! San Cipriano, aquí estoy ante ti, para contarte mi angustia.

No he podido descansar, ni tener paz día y noche,

estoy preocupada por la protección de mi familia.

Por eso te imploro mi querido Santo, protección, seguridad

 y amor para ellos, aléjalos de la envidia, de esas personas negativas.

 Tu mi Santo Salvados que fuiste fuerte para renunciar a lo pagano,

aleja a mi familia de cualquier hechizo o magia en contra de ellos.

Nada podrá salvarlos, si no intercedes con tu amor.

Oración a San Cipriano para el dinero

¡Oh! Apóstol, tú que ganaste el perdón de Dios.

 Te pido en este día, día por el que estoy pasando una situación económica

 que desborda mi paz y por eso recurro a ti.

Te invoco, para que con tu poder puedas cumplir con mi necesidad

y quede cerrada esta preocupación.

Mi más grato deseo, es que mi oración llegue a ti,

que yo pueda obtener ese dinero que tanto necesito de forma honrada,

 sé que me brindas esperanza y fe misericordiosa

y por eso me arrodillo ante tu imagen santo San Cipriano.

Amen.

Es una oración muy efectiva, si la rezas por un mes.

Oración a San Cipriano para fortalecer una relación

Señor, dame tu poder para que mi relación se siga manteniendo

con la misma fuerza y amor que antes.

Que nosotros (ambos nombres), nos amemos, nos respetemos

 y nos entendamos, que tú seas la única persona

en nuestra relación para guiarnos y protegernos.

Ayúdame a que cada día pueda enamorarlo más

y que él se enamore más de mí.

 Te ruego compasión por nuestro amor y felicidad.

Amen.

Oración a San Cipriano contra hechizos

San Cipriano, santo de santos, pero también conmemorado

 como santo de los brujos, yo te invoco para yo

y los míos tengamos sana protección de la brujería

y hechizos malignos que quieran contra nosotros,

que somos hijos tuyos e hijos de Dios.

Tu que perteneciste a ellos pero te rendiste ante Dios,

te suplico que nos protejas de tanta envidia y

 de tanta maldad que nos rodea, haz justicia.

Cúbrenos con tu manto, que junto a tu aliada Justina,

protectora y bondadosa mártir nos defiendan.

San Cipriano te amo y te adoro, haz de mi alma limpia,

no nos dejes sin tu ayuda.

Amen.

Oración a San Cipriano y Santa Justina para sanar

Piadosa Santa Justina, como piadoso eres San Cipriano,

pido ante sus imágenes que tengan misericordia por mí.

Tengo el corazón en la mano por esta enfermedad que invade mi cuerpo

 y hasta mi alma, me arrodillo ante ustedes, santos generosos,

para que iluminen mis pensamientos, mi sentir y mi hablar,

ya que a veces me desespero y de mi salen palabras que

ofenden a nuestro Padre Celestial.

Alejen de mí este miedo que siento, a través de mi fe

y de las esperanzas que tengo confiando en ustedes

mis bellos santos, les pido sanación plena

Gracias y que sea su voluntad de ustedes

Santa Justina y tu San Cipriano.

Amen. 

Oración a San Cipriano para que me llame

Oh, amado San Cipriano, con tu bondad y tu abundancia en bendiciones a quienes te imploramos, te pido clemencia, te suplico, oh, Celestial, permitas a ese ser que adoro, que me busque con el alma y cuerpo, pues necesito de su amor, de su pasión y compañía.

Que llegue a tu sagrada simpleza el petitorio, necesito me concedas el milagro de que busque en mí su anhelo y su romance más perfecto. Oh, Señor, haz que (di su nombre) me busque al levantarse de su cama y al momento de acostarse nuevamente.

Que me extrañe, que no pueda hacer su vida sin mi vida. Oh, patrón de los sufridos fieles que te amamos e invocamos nuevamente. Haz que el ser que yo adoro, retroceda en sus impulsos y me busque, se retuerza por tenerme a su lado y que sus pies lo lleven al sitial, donde me encuentre.

Oh, milagro de las almas que se cierran en lamentos, dame vida, dame calma y dame todo aquello que me diga, que el regreso de mi amado/a está muy cerca.

San Cipriano, tu bendición me llegue y con ella, el milagro que yo anhelo, Padre mío, Padre santo. Amén.

 Oración a San Cipriano para el amor 

Oh, señor aliado de sufrientes y desconsolados, dame tu poder para que mi relación sentimental no se derrumbe, te imploro clemencia, te ruego Padre celestial que estás en mis oraciones, haz que mi amor por (di el nombre de tu pareja) se siga manteniendo con la misma fuerza de antes y que nada lo haga cambiar.

Oh, bienaventurado pastor de los enamorados que se quieren bien, te suplico contemples mi pedido, para no desfallecer en mi dolor y mi ansiedad. Dame la certeza que es sólo para mí, que nadie tocará su pelo ni besará sus manos y su boca, porque yo no lo podría soportar.

Concédeme el placer de enamorarlo/a cada día más y que cada minuto que pase quiera sentir mi cuerpo y mi alma por sobre todas las cosas, oh, amado San Cipriano, te ruego compasión.

Que esta oración llena de esperanza toque tu corazón y me alivie la ansiedad que tengo. Por nuestro amor y felicidad perpetua, te imploro, abogado mío, no me dejes sin tu misericordiosa ayuda. Así lo espero de ti. Amén.

Oración a San Cipriano para que regrese el ser amado

Piadoso y benemérito San Cipriano, tú que eres patrón de magos y santos, te encomiendo por mi felicidad en este día.

Oh, Altísimo apóstol de los sufrientes y resignados. Haz de mi ansiedad un bálsamo perfecto para que transite este camino sin escollos, concédeme que vuelva a mi lado el ser que amo hasta el cansancio, que siga su vida junto a mí, porque desfallezco en un mar de locura y torbellino, sin su amor.

Mi plenitud aguarda detrás de esta oración, Santo Padre, en vos confio, tu palabra y el silencio de la plegaria suplicante que vibra en mis labios, te dirá cuánto es mi dolor, por no tener a quien yo amo.

Escucha mi petición, loado San Cipriano, no demores más la llegada de ese ser que enternece mis sentidos.

Clemencia, mi Señor, haz de mi ruego tu estandarte para que no caiga en las redes de mi cárcel de infortunio! Yo lo/a amo, oh, Altísimo y glorioso Padre del sufriente, conmigo estarás por siempre, dame bendición de rey y aquí estaré para tu gracia agradecer. Por Siempre. Amén.

Oración a San Cipriano para dominar

Por el poder supremo de tu gracia, te invoco San Cipriano.

Con la voluntad de hierro y la convicción de que así será, te ruego, abras las puertas para dominar mente, cuerpo y alma de (nombre de la persona a dominar).

Bríndame las riendas de su cuerpo, mente y alma, para mis fines precisos. 

Permíteme dominar a esta persona llamada (nombre) para cumplir mis metas personales. Tuya es la gracia y el poder, tuya es mi fe y agrado.

Por el poder conferido a los ángeles blancos y oscuros, por las divinidades que acuden a tu presencia para que tu honor se eleve, concédeme la gracia de tener en mis manos a (nombre).

Gracias señor Cipriano, tú sabes la condena de vivir y ser juzgado injustamente, concédeme la gracia de obtener un favor tuyo. Amén.

Oración a San Cipriano para desesperar

Tú, mi patrono, que has visto las maldades de este mundo, arregla lo que esté mal, haz cambiar a un hombre que no está haciendo todo como el Señor manda, pues esta persona hace que la vida que sea muy infeliz.

Alguien justo y lleno de Dios no hace cosas indebidas, no dice nada en contra tuyo, ni utiliza tu nombre para hacer cosas malas, por ello Señor, pido que tú le des entendimiento a ese alguien para que se dé cuenta de los errores que comete seguidamente, para que le corrijas.

San Cipriano, tú que reconoces mi corazón arrepentido, quiero que los demás se arrepientan si lo que están haciendo se encuentra mal, si todo lo que hacen no es por obra del Señor. Pido que hagas justicia y que cambies lo que debas cambiar para bien del altísimo quien se enfada si sus hijos están cometiendo actos impuros. Amén.

Con esto termina nuestro sustancioso post sobre oraciones a San Cipriano. Recuerda debes realizar estas oraciones con profunda fe y dedicación.

↓ Comparte estas oraciones ↓

  • Botón compartir en Facebook
  • Botón compartir en Twitter
  • Botón compartir en Google+
  • Botón compartir en WhatsApp
  • Oración a San CiprianoOración a San Cipriano
    Oración a San CiprianoValoración: 5 (100%) 1 voto[s] San Cipriano, nació en Antioquia, lugar que …
  • Oración a la MagníficaOración a la Magnífica
    Oración a la MagníficaValoración: 5 (100%) 1 voto[s] La oración a la Magnífica o Magnificat …
  • Frutos del Espíritu SantoFrutos del Espíritu Santo
    Frutos del Espíritu SantoValoración: 5 (100%) 1 voto[s] Antes de hablar de los frutos del …
Disponible en Google Play